domingo, 1 de mayo de 2016

Noche estrellada.

Miraba el niño en la noche
un cielo negro, plagado
de grandes astros y estrellas,
un paisaje iluminado.

- ¿ Habrá vida en esos mundos ?
- ¿ Estamos solos aquí ?
Pensaba el niño confuso
antes de irse a dormir.

- ¿ Qué pasará mientras sueño
en ese universo oculto?
-¿ Habrá niños ? ¿ Ycolegio ?
-¿ Habrá institutos ? ¿ Y fútbol ?

- A lo mejor alguien mira
este mismo cielo claro
y se pregunta también
lo que ahora está pasando.

Entonces bajó la vista ,
vió el bosque bajo su casa,
y se quedó boquiabierto
viendo las azules ramas.

En su pequeño planeta
con su cielo color rosa
vive ese niño tranquilo
en la galaxia de Andrómeda.

viernes, 1 de abril de 2016

La historia de Maurice Mepagué

Iba paseando por las hermosas calles de Cádiz y en un paso de peatones, mientras esperaba a que se parase algún  coche, hice amistad con un hombre que llevaba un traje elegante y una corbata, pero que estaban muy manchados, y con un acento francés muy pronunciado. Empezamos a hablar y entonces me contó su historia:
Mi nombre es Maurice Mepagué, hace 30 años aproximadamente, en navidades, vine a Cádiz a visitar a unos familiares. Yo soy de Reims, me dedico o mejor, me dedicaba, al comercio, tenía una pequeña tienda de antigüedades donde vendía exclusivos productos para un público distinguido y elegante.
Como digo, hace 30 años vine a Cádiz a visitar a unos familiares y cuando salía del hotel me vino a la cabeza comprarles algunos magníficos regalos.
Pero cuando estaba a unos 100 metros de la tienda a la que iba, me sobresaltaron los ojos, que por cierto, ¿no ha visto lo brillantes que los tengo? Me paré en este paso de peatones a esperar a que frenara un automóvil para poder cruzar. Esperé minutos, después horas, se hizo de noche y me eché a dormir esperando a que al día siguiente algún automóvil parase y me diese paso.

Pasaron días y semanas. Aquí conocí a una linda muchacha y, meses después, me casé con ella. Mientras nos casaba la concejal de tráfico, un coche nos dio el paso ¡que bajón, en ese momento no estaba disponible! 
Sobre todo en navidad, intento comprar aquel presente que tanto me gustó, aunque no sé siquiera si mis familiares me recuerdan.
Y esta es mi historia, la historia de Maurice Mepagué. 30 años después aún sigo aquí.
Por cierto, esa que nos saluda ahí enfrente es mi esposa, hace 2 años se atrevió a cruzar y desde entonces no nos vemos mucho. A ver si este verano...

martes, 16 de junio de 2015

Misterio en la feria. Viaje en los cuentos.

Misterio en la feria.
2.Viaje en los cuentos.

Cuando entraron en el cuento, se encontraban en un bosque, donde estaba Blancanieves dormida, pero no estaba el príncipe, solo estaban los enanitos peleándose. Nuestros héroes les preguntaron a los enanitos por qué se peleaban, y ya allí se armó la marimorena: uno diciendo que otro le había dicho a sus espaldas cosas que no eran verdaderas, otro que uno sabía cosas que no debería de saber. Pero lo más raro era que a todos le había pasado lo mismo. Así que se fueron de allí y fueron directos a buscar al príncipe.

Se encontraron con el príncipe en un bosque donde solo había árboles, le preguntaron que por qué no había ido a besar a la princesa. El les dijo que el camino para llegar hasta allí se lo dijo un niño muy delgado y que nunca lo había podido encontrar porque siempre volvía al principio.

Nuestros héroes le indicaron el camino correcto, ahora irían a la feria, para preguntarles a los libreros qué podían hacer.

Los niños y los personajes volvieron a la feria, para contarles a los libreros lo que les había pasado y que les dijeran que hacer. Los libreros les dijeron que para saber más del caso, que siguieran en otro cuento, que en ese caso fue Aladino.

Entraron en ese cuento porque los libreros les dijeron que el genio podría darles alguna pista, así que entraron. Y justo en la página 7 encontraron a Aladino perdido en el desierto, diciéndose a si mismo que como podía haber pasado lo que había ocurrido: Jafar y su genio de la lámpara estaban siendo ahora los sultanes.

Aladino les contó a todos por qué estaba tan desesperado, que si no hubiera sido por el niño delgaducho que se había encontrado, él podría haber encontrado la lámpara.

Otra vez se encontraban con el niño delgado, pero Aladino les dio otra pista más, tenía el gorro y la nariz muy puntiagudas.

De pronto, alguien gritó: - ¡Ha sido Peter Pan, él ha sido el que ha montado esto! Otra vez quien lo decía era Pinocho.

Todos se dieron cuenta de que Peter Pan no podía ser, pero ya estaban muy cerca de saber quién era el culpable.

Los personajes fueron otra vez a la feria para decirles a los libreros las pistas que les había dado Aladino.

Los libreros les dijeron que fueran al cuento del Gato con botas,  para que les diera pistas, como el gato era muy listo...

Así que entraron por la página 20 y vieron al gato tirado en el suelo, ellos le preguntaron qué le  había pasado y él les dijo que un ladrón con una nariz muy larga le había quitado el dinero y sus botas.

De pronto, el gato dijo:-¡Ahí está el ladrón, y lleva algunos libros y mis botas y el dinero!

Todos fueron a por el ladrón, le quitaron la capucha y vieron ¡que era Pinocho!

Fueron a llevar a Pinocho a la feria, Pinocho y los libreros hablaron. Le preguntaron a Pinocho por qué había hecho eso y les dijo que ya nadie quería leer su libro, pero los libreros le dijeron que el libro que más habían vendido había sido el suyo. Pinocho lloró un poco, pidió perdón y todos le dieron un abrazo. La aventura había valido la pena.

Después de la misión, los niños regresaron al colegio y los personajes volvieron a sus libros.

Y desde entonces los libros han acabado como este: 
colorín colorado este cuento se ha acabado.


FIN

lunes, 15 de junio de 2015

Misterio en la feria. Un desastre de feria.

Misterio en la feria
1. Un desastre de feria
El 12 de mayo de 2015, empezó la feria del  libro de Cádiz en el baluarte de la Candelaria. Pero algo extraño estaba ocurriendo, en las dos primeras horas el baluarte estaba a reventar, pero a las tres horas ya no había  nadie. Ni un alma andaba por esa feria. Los libreros observaron los libros para ver lo que pasaba y, efectivamente, los finales de los cuentos, todos los finales de todos los cuentos estaban cambiados. La bella durmiente no despertaba, el lobo feroz se comía a lo tres cerditos, Wendy y los niños perdidos caían al mar…

Así que los libreros de la librería Manuel de Falla llamaron a los protagonistas de los cuentos y les pidieron que salieran de los libros e investigaran el caso, pero claro, no podían  ir por ahí  con los trajes de sus cuentos, porque si no la gente sospecharía, así  que los libreros le dieron  ropa  normal  a Peter Pan, y le dijeron que fuera a pedir ayuda a los niños y niñas del Carlos III, porque los libreros tenían algunos amigos que  estudiaban  allí.

Y cumpliendo su promesa, Peter Pan,  acompañado de Campanilla, fueron al Carlos III, el colegio que está cerca del Paseo de Carlos III. Peter Pan no sabía por dónde se entraba. Claro, Peter Pan iba volando por todas partes, pero por ahí no, porque si lo veían, iba a armar una buena, entonces, cuando vio que no había nadie a su alrededor, se coló por la primera ventana que vio. Nada más entrar en la clase se dio cuenta de que no había nadie, o sea, que los niños estaban en el recreo.(No se si sabéis que el Carlos III, no tiene pistas para jugar en los recreos, juegan en la azotea del edificio).Cuando llegaron los niños, se sorprendieron mucho al ver a Peter Pan allí, en medio de sus narices.

El personaje les preguntó a los niños dónde se encontraba la tienda más cercana. Los niños le respondieron que la más cercana estaba allí, que ellos le podían prestar la ropa de recambio de vela, (porque los niños y las niñas tienen vela los miércoles). También le  preguntaron a la profesora si podían acompañar a los personajes. La profesora dijo que por un  día valía, pero que a las 2 tenían que volver al colegio.

Cuando iniciaron el viaje empezaron por la  feria del libro, que es donde empezó todo y fueron preguntando a los diferentes libreros. Al fin , en la parte de Manuel de Falla, se encontraron a un niño que estaba leyendo el libro de Blancanieves y los 7 enanitos. De pronto, Gruñón lo miró fijamente, y al poco tiempo, se escuchó a alguien decir: -¡Ha  sido Gruñón, Gruñón ha sido el que ha hecho todo esto! Todos miraron al que lo había dicho, que era Pinocho, aunque Gruñón lo ignoró, y de pronto, así como así, dijo: ¡Entremos en el cuento! 

Todos entraron en el cuento de Blancanieves y los 7 enanitos, entraron por la última página, porque era por la que iba el niño...

CONTINUARÁ...

domingo, 19 de abril de 2015

Malo en la cama

Un niño mocoso estaba
en su cama con pijama
resfriado como siempre
con muchos mocos y fiebre.

Nervioso hasta la cabeza 
y aburrido hasta las piernas.
- Me duele el culo de estar 
acostado sin parar.

Prefiero estar en la escuela 
que encerrado en esta cueva 
pero la verdad es que aquí 
los mocos son para mí. 

Son cariñosos conmigo 
hasta los mocos de mi amigo, 
las cascarrias me entretienen 
y  hasta el techo me divierte. 

En esto estaba pensando 
cuando escuchó un ruido extraño 
sintió frío, sintió miedo 
y dijo , -¡ay,ay, que me meo! 

Gritó, -¡papá, mamá, 
el coco no me duele ya!
Aunque no haya colegio 
mañana me voy con la seño. 

Y esta es la historia del niño 
que  a la una de la mañana 
se hizo amigo de sus mocos 
y se hizo pipí en la cama.

domingo, 30 de noviembre de 2014

La fuga del chiringuito.

Las papas fritas estaban
en la barra de aquel bar
discutiendo de su vida
con su amigo el calamar.

El lenguado como siempre
a nadie dejaba hablar
planeando la estrategia
para poder escapar.

El choco miraba atento
a los demás conversar
de pronto tuvo la idea
de su tinta reventar.

-¡Tu bienmesabe,ya sabes
deja ya de bienmesar!
-¡Tu chirlita pequeñita
en la playa dormirás!

Pero ahora muy atenta
ve a la puerta a vigilar.
Aprovechando la noche
se fueron todos del bar.

Mucha gente había en la playa
con hambre mirando el mar
cuando las vieron dijeron
¡Las tapitas aquí están!

¡Que mal les salió su plan!



domingo, 26 de octubre de 2014

Los que esperan en la cola del freidor. Chirigota.

Cuplé
Ojú,ojú ahí viene el tío
del acordeón,
ojú,ojú con su naricilla de trol.
El tío del acordeón
no toca bien
ni una cancion.
Por favor señor camarero
ahora mismito me trae la cuenta.


Estribillo
Me gustan las papas con carne
y el huevo frito con papas fritas,
por favor señor camarero
póngame una cerveza fresquita.

Cuplé
Ojú,ojú,no veas la cola
del freidor
ojú,ojú,con el hambre que tengo yo,
en la cola del freidor
hay más gente
que en el pregón.
Ahora mismo me voy a mi casita
y me como una tortillita.

Estribillo
Me gustan las papas con carne
y el huevo frito con papas fritas,
por favor señor camarero
póngame una cerveza fresquita.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Los pastores del Belén.

Era una noche fría en el campo. Había muchas estrellas, el cielo estaba completamente oscuro. El viento soplaba haciendo el ruido de una hierba seca.
Los pastores estaban cantando alrededor de un fuego.También estaban contando chistes, historias... Siempre había un pastor al que le  dolía la barriga y tenía que alejarse un poco del fuego. 
Los pastores vieron a unos reyes que seguían a una estrella. Ellos les preguntaron a los reyes que por qué seguían a la estrella. Los reyes les dijeron que la seguían para llegar al portal de Belén y entonces decidieron acompañarlos. El portal no estaba muy lejos y ellos fueron cantando todo el tiempo.
Cuando los reyes se pararon en el portal de Belén, los pastores siguieron a la estrella. Fueron siguiéndola cruzando bosques, desiertos, lagunas, niebla....
La estrella aterrizó en un campo de guerra donde había muchos hombres peleando. Cuando la estrella tocó el suelo todo se quedó inmóvil, el viento no movía las hojas, el tiempo no pasaba, los caballos se quedaron paralizados...Los pastores miraron la estrella, era brillante, amarilla...
Cogieron la estrella y cuando abrieron los ojos eran ellos los que no se podían mover.
Se habían convertido en figuras del portal de Belén.

domingo, 5 de mayo de 2013

Las aventuras de Supermamá

Como todas las mañanas
se levanta muy temprano
coge el bolso y la maleta
y dice adiós con la mano

Tan tranquila va a Vejer
y de camino se toma un té.

Por la ventana del coche
ve a un feroz animal
otra vez tiene que convertirse
en la gran "Supermamá".

Echa fuego por la boca
y con la luz ve a otro monstruo
que se esconde en una roca
y parece peligroso.

Esos monstruos no son nada
para sus superpoderes
ella es más rápida y lista
y nadie puede vencerle.

Sopla el té y apaga el fuego
del pájaro turulato
y un soponcio le da al feo
cuando le tira el zapato.

Por fin,ya de vuelta a casa
tranquila y de buen humor
los tres vamos a la playa.
¡Mi madre es la mejor!







domingo, 7 de abril de 2013

Los cuatro mosqueteros en Cádiz

Atos, Aramis, Dartañán
y Portos el gran ligón
vinieron un día a Cádiz
haciendo una excursión. 

Llegaron a Puertas de Tierra
después a la Plaza España
luego al Teatro Falla
y finalmente a la calle Ancha.




Tomaron un chocolate
en el francés de la plaza
y se compraron los churros
en el puesto de la Guapa.

En la plaza Mina estaban
esos cuatro mosqueteros
y se encontraron de pronto
a un niño llamado Diego.

¿Quienes sois? les preguntó
los tres mosqueteros somos.
El niño entonces pensó
con los caballos son buenos
pero con las cuentas no.

Más aventuras tuvieron
esos cuatro mosqueteros:

Cuando iban paseando
por el parque Genovés
se encontraron al malvado
al cardenal Richelieu.

Poco después se acercaron
al bar de Juan (a La Nueva)
y dejaron los caballos
amarrados a la puerta.

Cuando salieron del bar
se habían tomado unos vinos
no encontraban el lugar
donde estaban sus equinos.

Sin caballos se quedaron
porque se los llevó la grua
y decidieron volverse
a París en una mula.

Al final muy oportuno
Dartañán le dijo a Portos:
 
¡Todos  para uno
y uno para todos!